Biografía de F. Aguilar

Nació  en la ciudad de San Juan, el 2 de mayo de 1884. Hizo allí sus estudios secundarios y también dos años en la Escuela de Ingenieros. En 1904 se trasladó a La Plata, en donde la Universidad Nacional, que poco después fundaría Joaquín V. González, le brindó la posibilidad de cursar la carrera de Ingeniero Geógrafo y de cultivar las ciencias astronómicas en el Observatorio, por las que tuvo pronunciada vocación. A este último ingresó en calidad de ayudante alumno en febrero de 1906, y su seriedad y eficiencia le abrieron rápidamente camino hacia las más importantes responsabilidades. En 1907 le fue confiada la jefatura de la Estación de Latitud de Oncativo, en sustitución del astrónomo L. Carnera, cargo en el que permaneció hasta marzo de 1910. Alternando allí las tareas inherentes al mismo con el estudio, logró prepararse debidamente y obtener ese año su título de Ingeniero. Tras ello, se trasladó a Europa para ampliar sus conocimientos. En la Universidad de París estudió matemática con la dirección de P. Appel y astronomía bajo la de H. Andoyer. En Berlín trabajo con Courvoisier, Struve y Witt, en problemas y tareas astronómicas. También lo hizo subsiguientemente en Italia, en el Collegio Romano. De regreso al país, en 1913, Hussey le confió la observación con el círculo meridiano de la zona entre -56 y -62 grados de declinación, tarea que comenzó en enero de 1914 y cuyos resultados se dieron a publicidad en el catálogo B.

En 1915 ingresó al cuerpo de profesores de la Facultad de Ciencias Físicas, Matemáticas y Astronómicas y allí dictó la cátedra de Análisis Matemático, cuyas partes I y II enseñó alternadamente con el profesor Hugo Broggi. En 1918 se encarga, además, de la cátedra de Astronomía Teórica en el Observatorio. En su calidad de profesor integró el Consejo Superior de la Universidad entre 1919 y 1920, con el cargo de Vicepresidente. En 1916, cuando Hussey dejó vacante la dirección, la Universidad lo designó en la misma, lo que hizo hasta el año 1920.

A causa de disposiciones de las autoridades de la Universidad que consideró injustas, presentó en ese año su renuncia y pasó a prestar servicios en el Instituto Geográfico Militar. En este tuvo un brillante desempeño como Jefe de la Dirección de Geodesia, cargo que conservó hasta 1934. En 1923 pasó a formar parte del cuerpo docente de la Escuela Superior de Guerra y en ella enseñó astronomía, geodesia y matemática también hasta 1934.

En 1925 retornó a la Universidad de La Plata a instancias de los estudiantes, a fin de ponerse al frente de la cátedra de Geodesia, y en 1934 aceptó volver a dirigir el Observatorio Astronómico, misiones que atendió hasta su fallecimiento, con singular relevancia. También le tocó, hacia 1937, dirigir durante algún tiempo el Observatorio de Córdoba en calidad de Interventor y reorganizar debidamente sus actividades.

En el Instituto Geográfico Militar concretó muchos progresos en la triangulación del país, e inició las mediciones gravimétricas. En el Observatorio las instituyó como realización sistemática y en el mismo logró la materialización de la Escuela Superior de Ciencias Astronómicas y Conexas, impulsó las tareas astrofísicas, geofísicas y astrométricas, e inició las relativas a Mecánica Celeste. Comenzó los esfuerzos para establecer la estación astrométrica austral, en Paso del Río La Leona, organizando la medición de un largo arco de meridiano extendido desde las más altas hasta las más bajas latitudes del país. Por decreto del 8 de mayo de 1937 el Poder Ejecutivo lo designó Presidente de la Comisión encargada de dirigir esa vasta empresa, la cual a impulsos suyos, llegó a concretarse en gran medida.

Su pericia en trabajos geodésicos lo señaló para integrar las comisiones mixtas de límites con Bolivia y Chile, y en ellas realizó una difícil y esforzada labor sin reparar en sacrificios de salud ni de comodidades.

De la calidad de sus esfuerzos en el campo de la docencia y en la investigación han quedado como testimonios sus lecciones de geodesia, y unos cuarenta importantes trabajos relativos a la latitud de La Plata, a la de Córdoba, a la ubicación geográfica de muchos puntos fundamentales de la triangulación y de la nivelación del país, y otros relativos a la gravedad y al método de Gauss de determinación de la latitud.

Falleció inesperadamente en la madrugada del 28 de septiembre de 1943. Sus restos se cremaron en el Cementerio de la Chacarita, en Buenos Aires, respetando su voluntad repetidamente expresada en vida.

La Universidad Nacional de La Plata honró su memoria designando a la Estación Astronómica Austral y el edificio del círculo Meridiano de la Facultad de Ciencias Astronómicas y Geofísicas con su nombre.

Texto extraído de: Evolución de las Ciencias en la República Argentina. Tomo VII. Astronomía. S. Gershanik y L. A. Milone